El Palacio embrujado de Venecia.

El misterio detrás de Palacio Darío.

Venecia es una ciudad de maravillas. Sus canales lo hacen lucir como un lugar romántico el cual todo el mundo quiere visitar al menos una vez en sus vidas. Pero más allá de las góndolas y su arquitectura, hay un lado frío y sórdido que esta ciudad esconde de sus visitantes. Extraños rituales y lugares embrujados, asesinatos macabros y apariciones fantasmales, son parte de la Venecia detrás de las mascaras de Carnaval, la “Venezia nera” o Venecia Negra. Y parte de esa ciudad es el famoso castillo de Ca’ Darío, un lugar sin retorno con una frase inocente tallada en la entrada, que es también un anagrama mortal.

Con muchos apodos como “El palacio asesino”, “La casa sin retorno”, o “El palacio embrujado”, Palacio Darío, o el Ca ‘Dario Palace, es uno de los lugares más aterradores en Venecia. Construida en 1487, esta magnífica pieza de arquitectura fue el hogar de la familia Darío, una casa de mercaderes venecianos. Desde entonces, hasta 1992, mantuvo empuñada una espada mortal sobre sus propietarios, quienes murieron en circunstancias bastante extrañas.

Enviada a construir por encargo de Giovanni Darío como dote para su hija Marietta, el Ca ‘Dario Palacio comenzó su leyenda mortal con ella. Poco después de que Marietta se casara y se mudara al palacio, la familia comenzó a perder todos sus bienes, su padre y su marido terminaron en la bancarrota y la familia comenzó a cometer suicidio, uno tras otro.

 

No es seguro si la familia Darío dejo la casa o la perdió en medio de tantas deudas, pero en el siglo 17, el Gobernador de Canadá la compró y poco después murió en extrañas circunstancias. Tiempo después un comerciante armenio de piedras preciosas, Arbit Abdoll, se declaró en quiebra y murió poco después de comprar el edificio.

Las tragedias continuaron. A principios del siglo 19, un hombre británico llamado Rawdon Castaño se suicidó en el interior del edificio junto con su compañero debido al escándalo provocado por su relación homosexual. Henry De Reigner enfermó gravemente después de adquirir el edificio; El Conde Filipo Giordano también murió en el interior del palacio. Además, el director de la OMS, Christoph Lambert, murió de un ataque al corazón.

Pero la leyenda no se detuvo ahí. En 1964, el tenor Mario Del Monaco compró la casa, pero las negociaciones jamás de concretaron, ya que cuando se dirigía a Venecia para completar la compra, murió en un accidente automovilístico. A principios de 1980, el edificio fue comprado por un empresario veneciano, Fabrizio Ferrari, quien se mudo junto a su hermana Nicoletta al palacio; él también se fue a la quiebra en un corto lapso tiempo, mientras que su hermana murió en un accidente de coche. En los últimos años de la misma década, el edificio fue comprado por el financiero Raul Gardini, quien, tras una serie de reveses económicos, se suicido trágicamente.

Todavía es incierto si la casa tiene algo que ver con todas esas muertes, pero todos venecianos lo creen así y jamás se les ocurriría comprar la propiedad. Algunos dicen que la leyenda grabada en su entrada – “Urbis Genio Joannes Darío,” que significa “Al genio de la ciudad Giovanni Darío” – desempeña un papel en la historia de la casa, ya que la leyenda se puede leer como un anagrama de la frase “Sub ruina insidiosa genero”, que significa “Traigo ruinas traidoras a los que viven bajo este techo.”

Y a ti, ¿no te interesaría comprarla?

 Ca' Dario

Investigación y traducción por: Sangre Nieves.

 

6 thoughts on “El Palacio embrujado de Venecia.”

  1. Wauuu yo fui a Venecia cuando pequeña y la verdad de las cosas no me gusto mucho pero no me había dado cuenta de ese palacio y quede con la sangre helada cuando apareció un Gardini como comprador de este lugar y luego se suicido ni yo que soy una Gardini lo sabia.
    Muy buena historia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La moderación de comentarios está activada. Su comentario podría tardar cierto tiempo en aparecer.